Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



Un argumento económico a favor de admitir que no se tiene idea



Revista: Business Week
Tema: Economía
Fecha: Agosto 2013
Países como Polonia, con mercados financieros menos desarrollados, han evitado lo peor de la crisis financiera, al no utilizar instrumentos financieros sofisticados – como los “derivados” que fracasaron estrepitosamente en el 2008. Estos instrumentos se basan en la falsa premisa según la cual la volatilidad puede ser medida y es consistente. Los economistas pensaban que el mercado jamás perdería el control.

La crisis financiera no debe ser vista como el fracaso del capitalismo, sino como un grave error de los economistas y sus ideas. Los poderosos (los políticos, legisladores, reguladores) compraron las ideas de los economistas, y llegaron a creer que lo que era bueno para Wall Street era bueno para la gente común.

Los economistas no son simples observadores, son actores. Existen conocidas conexiones entre las firmas financieras y los académicos, quienes suelen recibir dinero de los primeros. En EUA existen reglas para evitar el conflicto de intereses. Pere en el caso de la crisis, el problema no fue de economistas comprados por el poder; simplemente, los economistas se equivocaron.

Esto es lo que el economista polaco Frydman llama “economía de conocimiento imperfecto”. Durante la última década los economistas “del comportamiento” (behavioral economists) han desafiado la premisa tradicional según la cual los actores del mercado toman decisiones racionales. Pero no es suficiente agregarle “neurología” al modelo para incluir el comportamiento irracional, porque se sigue asumiendo que es posible saber lo que ocurrirá en el futuro, y esto no es cierto.

Cercanos al quinto aniversario del colapso de Lehman Brothers, los políticos e inversionistas tendrán una nueva oportunidad de debatir públicamente qué salió mal. Los economistas, especialmente aquellos en universidades que han preparado PhDs que trabajan en la industria financiera, deben participar en este proceso. Posiblemente lleguen a una incómoda explicación: quizás los modelos no estén equivocados; el error puede ser modelar.




Este es el resumen del artículo "Un argumento económico a favor de admitir que no se tiene idea" publicado en Agosto 2013 en la revista Business Week.

Vea otros artículos publicados en Business Week u otros artículos sobre Economía.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc