Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



¿Michelle Bachelet o Evelyn Matthei?: Los retos de la próxima presidenta de Chile



Revista: Knowledge @ Wharton
Tema: Política
Fecha: Diciembre 03, 2013
Aunque la mayoría de las encuestas la daban por ganadora en la primera ronda de las elecciones presidenciales chilenas, la candidata socialista Michelle Bachelet (46% de los votos) tendrá que esperar hasta el 15 de diciembre para medirse en segunda vuelta con la oficialista Evelyn Matthei (25% de votos), al no haber obtenido el 50% exigido por la Constitución. Si en diciembre se cumplen las predicciones, ella regresará al Palacio de la Moneda el 11 de marzo con la obligación de negociar con la oposición algunas de las reformas clave porque, aunque su partido logró mayoría en ambas Cámaras, se requiere un alto quórum para aprobarlas. Matthei se alegra de disputar la segunda ronda, aunque su número de votos fue el más bajo de la derecha tras el regreso de la democracia en 1990. El presidente saliente, Sebastián Piñera, no logró trasladarle los logros de sus cuatro años de gestión: un crecimiento promedio del 5,6%, un desempleo del 5,7%, y un 3% de inflación anual.

El gran punto negro de la economía chilena es la brecha entre ricos y pobres. La desigualdad en el acceso a la educación también ha sido motivo de descontento, erosionando la popularidad del Gobierno y su presidente. A este panorama ha llegado Bachelet enarbolando la bandera reformista y con la ventaja del buen recuerdo que dejó su pasada gestión. Aunque no hizo mucho para reducir la desigualdad en su primer mandato, ha tenido la habilidad de ofrecerse como versión institucionalizada del descontento y la rabia por mayor igualdad y ha propuesto cambiar la educación chilena, financiando la gratuidad del sistema al subir cinco puntos porcentuales los gravámenes a las empresas. Y los resultados obtenidos en estas elecciones le permitirían aprobar la reforma tributaria, tan temida por Matthei y la oposición que encabezaría, pues temen que ponga en riesgo el crecimiento de la economía chilena. El desafío es cumplir las promesas electorales sin que eso afecte las cuentas públicas y ralentice el crecimiento.

Para unos, el quid de la cuestión es hacer una reforma fiscal que incremente los ingresos tributarios, para que Chile sea capaz de financiar la educación o la sanidad. Para otros, los que votaron por Bachelet saben que no es la persona más indicada para vigorizar la economía y agrandar la torta del producto, sino para repartir mejor la torta. Creen que en su entorno hay economistas sensatos y progresistas que buscarán la manera de recaudar sin comprometer la inversión o el ahorro. En cuanto a reformas de mayor calado, como la de la Constitución, Bachelet debería llegar a acuerdos con la oposición o conseguir el apoyo de independientes. El futuro gobernante estará ante una disyuntiva: o se desdice del compromiso (y se concentra en gobernar y sacar adelante las reformas imprescindibles) o dedica su tiempo y esfuerzo político a complacer a los grupos que exigen una nueva Constitución. Incluso si Bachelet accede, podría no convocar a una gran Asamblea Constituyente, sino conducir el proceso por otra vía menos novedosa y turbulenta, como la parlamentaria.

En lo económico, hace más de dos décadas que Chile se aferró a una estrategia exitosa, consistente en un crecimiento económico en base a la apertura de sus mercados y focalización de su gasto social en resolver las carencias materiales más brutales, y pudo así sortear la crisis financiera internacional de 2008. Para los expertos, sin importar quien gobierne en el futuro, Chile va a seguir manteniendo sus postulados de estabilidad macroeconómica. Aún así, existen algunas dudas en el horizonte económico. Por un lado, está la incógnita de si la Reserva Federal mantiene o abandona su política monetaria expansiva. Y por otro lado, está el desempeño de China, el principal cliente del cobre chileno y que representa más de la mitad de las exportaciones del país. En diciembre se resolverá definitivamente el enigma de qué mujer se hará cargo de estas cuestiones a partir de 2014, y aunque Bachelet parte con una ventaja inmejorable, la duda es si conseguirá cumplir con las expectativas de cambio que ha generado a lo largo de la campaña y cómo reaccionará la sociedad si se incumplen.




Este es el resumen del artículo "¿Michelle Bachelet o Evelyn Matthei?: Los retos de la próxima presidenta de Chile" publicado en Diciembre 03, 2013 en la revista Knowledge @ Wharton.

Vea otros artículos publicados en Knowledge @ Wharton u otros artículos sobre Política.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc