Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



El replanteamiento de una economía industrial



Revista: McKinsey Quarterly
Tema: Economía
Fecha: Mayo 2014
En una economía circular, el papel del consumidor es sustituido por el del usuario. Este cambio implica para las empresas una nueva manera de pensar acerca de su contrato implícito con los clientes. Por ejemplo, en una economía de comprar y consumir el objetivo es vender el producto; en cambio, en una economía circular la aspiración podría ser alquilar para asegurar que los materiales sean devueltos para su reutilización. Una serie de empresas utilizan cuatro palancas para convertir la teoría en práctica contundente:

1. El poder del círculo íntimo. Ricoh, un fabricante mundial de máquinas de oficina, con su marca GreenLine de fotocopiadoras e impresoras maximiza la reutilización de los productos y componentes, mientras que minimiza el uso de materiales vírgenes. Los productos que regresan son inspeccionados, desmantelados y sometidos a un proceso de restauración extensa que incluye la sustitución de componentes y actualización de software antes de que las máquinas vuelven a entrar en el mercado.

2. El poder de circular más. Las empresas pueden beneficiarse de una economía circular al maximizar el número de ciclos de producción consecutivos (ciclos de reutilización, reparación o remanufactura). Si se diseñan adecuadamente, cada ciclo adicional elimina alguna medida como la energía o los costos de mano de obra. Por ejemplo, Renault arrienda baterías para coches eléctricos para recuperar con mayor facilidad las que puedan ser rediseñadas o recicladas para un servicio adicional.

3. El poder del uso en cascada. Otra fuente de creación de valor es tomar un producto o componente y diversificar su reutilización en toda la cadena de valor, redistribuyendo los materiales para que puedan sustituir los componentes vírgenes. Por ejemplo, la compañía de propiedad e infraestructura australiana Lend Lease utiliza virutas de madera desechadas de los aserraderos para crear paneles de madera laminada para la construcción.

4. El poder de los productos puros. Las empresas pueden beneficiarse de una economía circular mediante el diseño de productos y componentes cuyos consumibles sean más fáciles de separar y más duraderos, lo cual ayuda a garantizar la pureza y la no toxicidad de los materiales a lo largo del proceso de fabricación. Una mayor facilidad de separación también aumenta la eficiencia de recolección y redistribución mientras se mantiene la calidad de los materiales.




Este es el resumen del artículo "El replanteamiento de una economía industrial" publicado en Mayo 2014 en la revista McKinsey Quarterly.

Vea otros artículos publicados en McKinsey Quarterly u otros artículos sobre Economía.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc