Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



Cama financiera



Impulsados por una fuerte expansión en el mercado de la salud suplementaria y un cambio en el perfil epidemiológico de la población, los principales hospitales privados de Brasil están reestructurando sus modelos de negocio. Invierten en nuevas camas y centros quirúrgicos ambulatorios para ganar escala, mientras definen sus segmentos prioritarios con el fin de obtener una mejor relación costo-beneficio de sus activos y aumentar así la rentabilidad de la operación.

Entre los hospitales privados brasileños, la inversión en lo que va de 2014 supera los US$ 440 millones. Un dato que lo explica es que entre 2003 y 2013 el número de usuarios de planes y seguros de salud aumentó de 32 a 50,3 millones. Atender a estos nuevos clientes requiere un esfuerzo equivalente a crear en 10 años toda la estructura de atención hospitalaria de Chile, estimada en 17,5 millones de personas. Pero el sistema crece en el vacío dejado por el declive de la infraestructura de salud pública, que perdió 18.000 camas hospitalarias en cuatro años. Por eso, la Asociación Nacional de Hospitales Privados estima que con el ritmo de crecimiento de usuarios del año pasado (4,6%) serán necesarios US$ 3.200 millones para la instalación de 23.000 nuevas camas de internación hasta 2016.

Entre los principales hospitales brasileños, la elección de nichos de especialización se ha guiado por el hallazgo de un cambio en el perfil epidemiológico. Éste se habría generado tanto por el aumento en la edad promedio de los brasileños, como por hábitos más sedentarios y una dieta menos saludable. De acuerdo con el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), el 22,7% de los brasileños entre 20 y 39 años tienen alguna enfermedad crónica. Este porcentaje se eleva al 45% en el rango de 40 a 49 años, 65% entre 50 y 64 años y llega al 79% para los mayores de 65 años.

De todos modos, algunas instituciones brasileñas hacen malabares para conjugar especialización y atenciones de baja complejidad. La Beneficencia Portuguesa de São Paulo, en 2012, pasó a operar un hospital de 158 camas, el Santo Antônio, en Penha, al este de São Paulo. El objetivo es concentrar allí atenciones de baja y mediana complejidad y la mayoría de las llamadas al Sistema Único de Salud (SUS), liberando así su hospital más grande, el São Joaquim, para el tratamiento preferencial de intervenciones de gran complejidad. De momento estudia ampliar el Santo Antônio a 300 camas. También considera multiplicar el modelo, abriendo hospitales de baja complejidad con atención en SUS, en otras partes de la ciudad. Todo en la medida de lo posible.




Este es el resumen del artículo "Cama financiera" publicado en en la revista América Economía.

Vea otros artículos publicados en América Economía u otros artículos sobre Industria de la salud.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc