Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



Oscar de la Renta: Los retos de un cambio de liderazgo interrumpido



El gran modisto dominicano Óscar de la Renta falleció el pasado 20 de octubre en Connecticut, EUA, a los 82 años. Una semana antes, nombró al británico Peter Copping como su sucesor al frente de la firma con la esperanza de, al participar activamente en la selección y en la transición, poder asegurar el correcto futuro creativo para la compañía y la marca. Destacó los motivos de su elección: el gran talento Copping, y una común sensibilidad para el diseño, que compartían junto a una profunda curiosidad por diversas manifestaciones del arte. A De la Renta le diagnosticaron un cáncer en 2006 y parece que meditó y planificó a conciencia la transición en su firma para asegurar la continuidad de su legado, aunque el tiempo jugó en su contra. Tardó varios años en encontrar un sustituto y que antes de decidirse, consideró al gibraltareño John Galliano, pero la idea no cuajó, en parte por cuestiones financieras, en parte porque la personalidad de este no encajaba la estrategia de la empresa. Copping tiene una vida personal estable, no se ha involucrado en escándalos, y no es ambicioso. Y la sintonía artística con Oscar era evidente.

El proceso que vive la casa De la Renta no es exclusivo. El cambio de liderazgo está desafiando la industria de la moda, es el caso del modisto Giorgio Armani, de 80 años, presidente y único accionista de Giorgio Armani de S.p.A, o el mismo Ralph Lauren, de 75, presidente y mayor accionista de Polo Ralph Lauren. Todos buscan la perpetuidad de la marca. La transición siempre es complicada, y en la moda, como en cualquier industria, cuando la imagen de la firma está muy condicionada por una persona, el éxito o las marcas se asocian a ella, y al faltar, parece que la compañía se hunde. Todo depende de cuan fuertes sean los códigos que ha dejado en la marca para que cuando fallezca, su legado continúe, como ha ocurrido con Gucci, Givenchy, Burberry y Chanel. El éxito radica en encontrar un sucesor que entienda los valores de la marca y los siga cultivando. De la Renta pudo asegurarse de que Copping entendía esos valores, pero le faltó tiempo para controlar sus primeros pasos en la firma.

En el sector de la moda puede prever todo esto con profesionalización: un ambiente empresarial donde se compartan las ideas y su ejecución, evitando concentrar de forma exagerada el poder de decisión. La diversificación del negocio también facilita la sucesión o transición, pues no se dependería de un solo negocio para sobrevivir. El director creativo ya no sería la persona más importante, sino el consejero delegado y los ejecutivos que determinan la estrategia del negocio. Los sucesores de estos genios deben tener talento para mantener la herencia recibida, y empezar por seguir los mismos pasos de sus predecesores con cambios mínimos en relación a colecciones anteriores, para aprender cómo la empresa ha alcanzado el éxito, antes de imponer su propio estilo.

Para unos expertos, Copping tiene gran competencia profesional, pero carece del carisma que su antecesor, lo que puede ser una barrera dentro de la empresa, y entre los consumidores más célebres. Quizá, debería empezar a prodigarse más en los medios de comunicación, fiestas y también en los ambientes donde las personas generan las opiniones que están circulando en este sector. Para otros, ante todo debería asegurarse de que las clientas también comparten su visión de la marca y tal vez hasta darle un cierto toque de modernidad a sus creaciones, interpretando a Oscar de la Renta un pasito más adelante, como se hizo enn Gucci y Chanel. Es prioritario entender las necesidades de los consumidores con el objetivo de extraer ideas para crear y no olvidar que todo es business y que si la colección no vende, es porque al consumidor final no le gusta. El tiempo dirá si De la Renta dejó su legado bien atado cuando entregó sus tijeras al modisto británico. La primera colección firmada por Copping podrá verse en la semana de la moda de Nueva York, en febrero de 2015.




Este es el resumen del artículo "Oscar de la Renta: Los retos de un cambio de liderazgo interrumpido" publicado en en la revista Knowledge @ Wharton.

Vea otros artículos publicados en Knowledge @ Wharton u otros artículos sobre Personajes de negocios.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc