Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



Hora de despertar: Por qué todo el mundo necesita más horas de sueño



La globalización, la flexibilización del horario laboral y el trabajo en casa vía teléfono inteligente (siempre conectado) están robando el sueño de muchos trabajadores, con serias consecuencias. Estudios recientes constataron que la productividad, la creatividad y la moral en el lugar de trabajo se ven perjudicados por la falta de sueño. Según expertos, la posibilidad de acceder a tareas relacionadas con el trabajo a través de los medios digitales hace más difícil mantenerlo separado del resto de la vida. La contrarrevolución que está surgiendo ahora es, básicamente, una negociación en términos de accesibilidad, que desafía al empleado que quiere ser percibido como alguien comprometido. Las necesidades de sueño varían, pero en general una noche de siete a nueve horas (bien dormidas) es considerada ideal por los especialistas. Dormir mail puede establecer el tono del resto del día. Según estudios, el trabajador tiende a mantener el humor con que llega al trabajo , y si este es negativo, eso afecta su productividad. Y la carga financiera asociada a la pérdida de productividad debido al insomnio es inmensa.

Los estudios muestran que hay peligros reales derivados del déficit de la cantidad o de la calidad del sueño: tiempo de respuesta tardío, mayor número de errores, pronunciación errada o confusa de palabras; dificultad para dirigir; comportamiento más arriesgado e incapacidad de desarrollar nuevas estrategias basadas en nuevas informaciones. Estas eran las preocupaciones típicas de los empleadores de camioneros, operadores de trenes e instituciones médicas, con largas jornadas y vidas en riesgo, pero se extendieron ahora al reino del cuello blanco. Es cada vez mayor la conciencia acerca de la relación entre el sueño y el lugar de trabajo y hay un volumen mayor de evidencias de que la productividad, la atracción y la retención de talento dependen del cuidado de la persona, de un modo que favorezca a la empresa y también a la familia y la comunidad. Saber si el empleado duerme lo que debería debe ser parte de un programa amplio, que requiere un cambio cultural, contrario a la idea de que sacrificar el sueño por el bien de la empresa es una virtud de los fuertes. La empresa no puede controlar lo que duermen los empleados, pero que haya respeto por el sueño en su cultura es algo meritorio.

Todo es muy simple, a menos que usted tenga un trastorno del sueño, y muchos solo tienen patrones de sueño desordenados. Se recomienda desconectar los aparatos tecnológicos por lo menos una hora antes de ir a la cama, eliminando así la interferencia con la producción de melatonina; evitar tomar vino antes de dormir (aunque puede ayudar a dormir más deprisa, interfiere con los ciclos del sueño), además de no consumir cafeína cerca de seis horas antes de acostarse. Pero además de los males genuinos del sueño, hay un elemento adictivo en la tecnología. Existe algo en esas herramientas que juega con los receptores de placer que nos hacen sentirnos bien cuando estamos conectados. A veces, sin embargo, es preciso actuar como un adulto. Las empresas serias, que permiten y animan a las personas a fijar límites para su vida, especialmente respecto al sueño, serán las que consigan los mejores acuerdos, y eso, en última instancia, es lo que inducirá al cambio.

Hoy, las empresas, por la insistencia de las aseguradoras y personas, están introduciendo programas de bienestar, pero la gran mayoría se preocupa sólo de ejercicios y nutrición, que no producen ningún bien sin una buena noche de sueño. E intentar compensar el sueño perdido puede no tener un efecto plenamente restaurador, además de provocar daños irreversibles, como la pérdida de neuronas necesarias para la cognición ideal. Al parecer los estudios que evidencian una correlación entre déficits de sueño, condiciones como enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2, cáncer y Alzheimer prematuro están finalmente ganando la atención de las empresas. Se trata, sin lugar a dudas, de una evolución paulatina. Si hubiera la percepción de que estamos siendo menos productivos a causa de la penetración del trabajo en el espacio del no trabajo, o que eso está perjudicando la capacidad de la empresa de retener buenos profesionales, entonces es porque ha llegado la hora de despertarse.




Este es el resumen del artículo "Hora de despertar: Por qué todo el mundo necesita más horas de sueño" publicado en en la revista Knowledge @ Wharton.

Vea otros artículos publicados en Knowledge @ Wharton u otros artículos sobre Desarrollo personal.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc