Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



Adiós a Dios



Un fantasma recorre la región más cristiana del mundo: es el fantasma del ateísmo. Desde México a Argentina, en los últimos cinco años han surgido decenas de voces y asociaciones que aglutinan a ateos, librepensadores y agnósticos con el fin de hacerse escuchar y avanzar en la secularización de los países de la región.

La mayoría de estos movimientos no busca la conversión de las personas religiosas, sino hacer respetar sus derechos en países donde supuestamente la separación entre el Estado y la Iglesia debiese ser total. “El activismo de identidad atea no busca imponerse sobre otras opciones, sino que brega por mejorar la sociedad buscando respeto a la diversidad”, afirma el ingeniero argentino Fernando Esteban Lozada, portavoz para Latinoamérica y director de la Asociación Internacional de Libre Pensamiento.

Actualmente, casi 60 millones de latinoamericanos se describen a sí mismo como ateos, agnósticos o de ninguna religión, según una encuesta sobre religiosidad publicada en noviembre de 2014 por el PEW Research Center, un centro de estudios independiente con sede en Washington. Esta cifra corresponde a 8% de la población.

Mientras en Brasil y Costa Rica los no creyentes están dentro de este promedio regional, el porcentaje sube a 11% en Argentina, a 16% en Chile, a 18% en República Dominicana y contundente 37% en Uruguay, por lejos el país más laico y secular de América Latina.

Algunas encuestas locales muestran que el avance de los no creyentes es aún más significativo. Un sondeo realizado en noviembre de 2014 por la Universidad Católica de Chile y la agencia de estudios de mercado Adimark, muestra que los ateos y agnósticos representan hoy 22% de la población chilena, un aumento de 10 puntos frente a 2006. Mientras tanto, el porcentaje de católicos cayó de 70% en 2006 a 59% en 2014. Según estos datos la segunda mayor fuerza moral en Chile hoy son los no creyentes, que incluso superan a los evangélicos en número.

Detrás de este fenómeno hay varios factores, y uno de los más evidentes es la pérdida de fieles por parte de la Iglesia Católica en los últimos 15 años. En 1970 un 92% de la población latinoamericana se declaraba católica. Actualmente el porcentaje, según el estudio de PEW, ha descendido a un 69%. Tal vez las personas eran menos sinceras en declarar su catolicismo en 1970, pero no se puede descartar el impacto de los escándalos que han sacudido a la iglesia, desde la pedofilia a la corrupción. La caída en el número declarado de católicos se ha traducido, por una parte, en el crecimiento de las iglesias pentecostales y, por otra, en el auge y visibilidad de los ateos.




Este es el resumen del artículo "Adiós a Dios" publicado en en la revista América Economía.

Vea otros artículos publicados en América Economía u otros artículos sobre Tendencias y futuro.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc