Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



Estoy harta de oír sobre inteligencia emocional



Revista: Forbes
Tema: Habilidades gerenciales
Fecha:
Cada tantos años aparece una nueva moda liderazgo, y ahora mismo es la Inteligencia Emocional. Estoy harto de todas ellos, y estoy cansada de todos los artículos, cursos y tonterías acerca de la Inteligencia Emocional.

No tenemos que inventar un término académico de resonancia para describir lo que sucede cuando las personas se comportan como seres humanos en el trabajo. No tenemos que mirar asombrados ni aplaudir cuando la gente se trata unos a otros con respeto.

Las personas que no saben cómo hablar con otros educadamente no tienen una deficiencia, simplemente desconsideradas y groseras. La inteligencia emocional no es una cualidad especial otorgada sólo a algunos de nosotros.

Todos hemos visto las personas que se tratan unos a otros con respeto, miles y miles de veces. También hemos visto gente que intimida y habla sin respetar. Elegimos cuales palabras permitimos deja salir de nuestras bocas.

¿Tenemos que exaltar la sencilla cortesía humana como tema de estudio académico? ¿No deberíamos esperar que esto suceda en cualquier entorno en el que la gente se reúne, incluyendo el lugar de trabajo?

Lo que me molesta más sobre el dogma de Inteligencia Emocional es que se consolida la idea de que hablar y escuchar y resolver problemas de una manera humana normal es excepcional y digno de mención. No lo es. Decimos sobre algunos líderes, "Bueno, él no tiene la inteligencia emocional – por eso actúa de esa manera" como si Dios o la madre naturaleza simplemente le hubieran tratado mal al nacer.

No todos somos comunicadores naturales, pero todos sabemos que las personas son personas si están en el trabajo o la lavandería o el juego de béisbol.

No tenemos que cultivar la habilidad de decir por favor y gracias, a menos que ya nos hayamos convencido a nosotros mismos que esas son cosas excepcionales y raras que decir en el lugar de trabajo. Cuando acordonamos un montón de conductas normales y las asignamos a la categoría de comportamientos emocionalmente inteligente, les damos a los brutos y abusadores del lugar de trabajo una importancia que no se merecen.

Deberíamos hablar sobre el miedo y la confianza en el trabajo, ya que el miedo está en todas partes y la confianza es escasa. En lugar de sentarse en los salones de clase y escuchar acerca de la inteligencia emocional, debemos enseñar a la gente cómo la gestión basada en el miedo se parece a trabajar.

No necesitaríamos dar clases de Inteligencia Emocional en todas las reuniones, si sometemos a las personas a un nivel humano estándar en el trabajo. Así de fácil: tratar a todos a tu alrededor de la manera que te gustaría ser tratado. Aplica doblemente para el que tenga una oficina grande.




Este es el resumen del artículo "Estoy harta de oír sobre inteligencia emocional" publicado en en la revista Forbes.

Vea otros artículos publicados en Forbes u otros artículos sobre Habilidades gerenciales.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc