Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



Las empresas españolas, ¿listas para competir con las de EEUU y Europa en Cuba?



El deshielo de las relaciones bilaterales entre EUA y Cuba no solo es una oportunidad para las empresas norteamericanas, sino que tiene muchas aristas en el mapa mundial de la geopolítica y también tiene un impacto directo sobre la actividad de las empresas españolas, a priori mejor posicionadas que las de otros países por la relación histórica que une a ambos países. La gran duda que se plantean los expertos es hasta qué punto el levantamiento del embargo es una oportunidad o un reto para estas compañías, que tendrán que lidiar con una feroz competencia internacional que hasta ahora no existía.

En esta batalla por conquistar el mercado cubano, las empresas españolas no solo tendrán como rivales a las norteamericanas, ya que son muchos los países que han movido ficha para tomar posiciones. Por ejemplo, a principios de mayo, el presidente de Francia, François Hollande, llegó a La Habana rodeado de un séquito de empresarios galos. Compañías como el fabricante de bebidas Pernod Ricard, la hotelera Accor, el grupo de telecomunicaciones Orange, la aerolínea de bandera Air France o la cadena de distribución Carrefour son solo algunos ejemplos de grandes conglomerados dispuestos a hacerse un hueco en territorio cubano. De hecho, se trata de la primera visita oficial de un presidente francés en Cuba en los últimos 55 años. Hollande se reunió con el presidente cubano, Raúl Castro, y mostró su interés por fomentar el comercio con la isla y poner así fin a una relación comercial discreta. El año pasado, el comercio entre ambos países apenas alcanzó los 180 millones de euros (alrededor de US$ 200 millones), una cifra muy alejada de los flujos que, por ejemplo, mantienen otros países europeos, como España o Italia, con Cuba. En el caso español, por ejemplo, supera los 1.000 millones anuales, según el Icex, la entidad pública que promociona la internacionalización de las empresas del país.

Sin embargo, la visita de la comitiva francesa no ha sido la única ni la primera que se ha producido en Cuba. De hecho, España fue de los primeros países en reaccionar tras el anuncio de EUA, y el Gobierno español se adelantó a sus vecinos europeos organizando un viaje similar un mes antes, en abril. El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legal, aterrizó en La Habana acompañado de más de 40 compañías españolas que destacan por su presencia internacional, entre las que se encontraban, por ejemplo, Sacyr (construcción), Técnicas Reunidas (ingeniería), Gestamp (automoción), Elecnor (energía) o Gamesa (renovables). Allí, los representantes españoles anunciaron una serie de medidas para favorecer las relaciones comerciales. Por ejemplo, el Banco de España flexibilizará las provisiones exigidas a las entidades financieras que concedan créditos para los proyectos empresariales que se lleven a cabo en Cuba. También se abrirán líneas de financiación pública para pymes que quieran desembarcar en la isla.

Aunque este tipo de apoyos no han existido hasta ahora, eso no ha evitado que las empresas españolas cuenten ya con una presencia relevante en el país caribeño, sobre todo en sectores como el hotelero, energía o telecomunicaciones, además de otros ejemplos más emblemáticos, como es el caso de Altadis, el antiguo monopolio de tabaco español, que lleva décadas fabricando cigarros en Cuba. Otra gran beneficiada del fin del embargo será Repsol. La petrolera ya inició prospecciones de gas y petróleo en 2012 y confiaba en localizar yacimientos para extraer hasta 20.000 millones de barriles de crudo. Sin embargo, tuvo que abandonar el proyecto porque su actividad chocó con el rechazo frontal de EUA. Ahora, podría volver a retomarlo sin miedo a sanciones.

Pero sin duda, el ámbito que más se beneficiará de la medida es el turístico, donde España es líder. Este sector será el que registrará el mayor crecimiento en Cuba durante los próximos años y eso supone para España una clara ventaja competitiva. En concreto, esto se refiere al sector turístico y hotelero de alto nivel con la presencia de cadenas como Meliá, Iberostar, Roc o Barceló.

Aunque los expertos reconocen que se abre un mundo de posibilidades, los retos no son pocos y se augura un camino lento. En opinión del profesor del CEF y la Udima, Juan Fernando Robles, “sin duda el desbloqueo es una oportunidad, porque aunque España en determinados sectores económicos no tenía muy en cuenta el bloqueo, sí es cierto que a muchas compañías en la práctica les ha impedido invertir. No obstante, hablamos de un país pequeño y en muchos aspectos económicos subdesarrollado y con una burocracia endiablada. No solo es la apertura política, los cambios en Cuba han de ser muy profundos para que realmente tanto ellos como los inversores se sientan cómodos en las nuevas relaciones”.




Este es el resumen del artículo "Las empresas españolas, ¿listas para competir con las de EEUU y Europa en Cuba?" publicado en en la revista Knowledge @ Wharton.

Vea otros artículos publicados en Knowledge @ Wharton u otros artículos sobre Negocios en Cuba.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc