Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



Cómo convencer al trabajador para que deje de fumar



En un estudio titulado “Prueba aleatoria de cuatro programas de incentivos financieros para dejar de fumar” [Randomized Trial of Four Financial-Incentive Programs for Smoking Cessation], publicado este mes por New England Journal of Medicine, investigadores de Wharton y de la Universidad de Pensilvania trabajaron junto con CVS Health en la identificación de los tipos de incentivos más eficaces para que los 2.500 participantes del estudio –todos ellos empleados o de CVS Health o parientes de ellos– dejaran el tabaco. Se constató que los fumadores tenían mayor propensión a dejar el cigarrillo cuando la propuesta realizada involucraba dinero, en forma de recompensa financiera, pero, especialmente, si las personas contribuían con algo de dinero propio y se arriesgaban a perderlo si no tenían éxito. El secreto, sin embargo, es convencer a las personas para que asuman ese riesgo.

Muchos empleadores ofrecen incentivos al comportamiento saludable. Cerca de un 85% de los grandes empleadores de EUA ofrecen incentivos al comportamiento saludable de un tipo o de otro. Pero hay dos grandes limitaciones en cuanto a la forma de hacerlo. Comúnmente, esto se hace ajustando las bonificaciones [de salud] de las personas y haciendo esos ajustes en el futuro. No hay motivos para que, desde el punto de vista de comportamiento, eso no surta efecto.

Uno de esos motivos es que asociando los incentivos a las bonificaciones, esto los hace relativamente invisibles. Si se da un descuento a alguien sobre sus bonificaciones, eso es algo que está normalmente incluido [como parte] de su nómina. Esa nómina se deposita directamente en el banco y, así, el descuento se vuelve prácticamente invisible. Se puede tener un incentivo de varios cientos de dólares y el empleado tal vez no se dé cuenta de que está siendo depositado en su cuenta. Desde un punto de vista contable mental, eso es algo muy malo porque, obviamente, usted quiere hacer lo más visibles posibles las cantidades del incentivo.

La segunda cuestión es la secuencia temporal. Muchas veces, los empleadores dan esos incentivos a través de ajustes en las bonificaciones al año siguiente o al final del año corriente. Esa no es una estrategia muy buena cuando se intenta cambiar el comportamiento de alguien, ya que los seres humanos están hechos para pensar en el aquí y en el ahora. El presente estudio muestra una nueva trayectoria para el futuro que saca a relucir muy bien dos cosas. Una de ellas es que quitando los incentivos de las bonificaciones, dejando que sean más visibles, se vuelven mucho más eficaces. Tal y como se dijo, hay un aumento de aproximadamente tres veces del número de personas que dejan de fumar en el momento en que ese incentivo se vuelve más visible para los empleados.

La segunda cosa es que al ofrecer a los empleados la oportunidad de arriesgar un poco de su propio dinero, en el caso de aquellos que quieran hacerlo, puede ser bastante eficaz. Lo que tiene de excitante este estudio es el seguimiento de lo que CVS Health pretende hacer. La empresa está ofreciendo a todos sus empleados, a partir de junio, un nuevo programa llamado “700 buenas razones”, en que ellos podrán arriesgar US$ 50 de su propio bolsillo. Si tienen éxito y dejan de fumar en seis meses y un año, el valor inicial podría alcanzar los US$ 700. Se trata, por tanto, de una ganancia de 14 a uno.

La idea es conseguir que el programa sea atractivo para que las personas participen. Mediante una contribución mínima de US$ 50, los fumadores tendrían entonces la oportunidad de ganar un valor adicional de US$ 700. Se espera asociar eso a muchas cosas que se descubrieron en este estudio, conseguir índices más elevados de participación, así como índices realmente elevados de abandono del cigarrillo entre los participantes. Se cree que esta investigación presenta un nuevo paradigma para que los empleadores reflexionen sobre cómo esos programas pueden ser más eficaces de lo que han sido hasta ahora.




Este es el resumen del artículo "Cómo convencer al trabajador para que deje de fumar" publicado en en la revista Knowledge @ Wharton.

Vea otros artículos publicados en Knowledge @ Wharton u otros artículos sobre Recursos Humanos.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc