Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



Tres pasos para confrontar a un colega



Revista: Forbes
Tema: Desarrollo personal
Fecha:
Empecemos por esa palabra: confrontación. Una confrontación tiene que ver con prepararnos para culpar a otra persona. La culpa le da paso a la vergüenza; la vergüenza nos pone a la defensiva; y estar a la defensiva nos lleva a justificar nuestra conducta y a denigrar de la conducta ajena. En cambio, una conversación tiene más que ver con la oportunidad de compartir preocupaciones y escuchar (sin emitir juicios) a la otra persona. Se trata de entender las diferencias e identificar las similitudes. Esta última es la mejor manera de confrontar a un colega.

1. Iniciar la conversación con una alabanza: todos reaccionamos favorablemente a las alabanzas; todos hemos hecho algo que se digno de alabanza. Por tanto, es importante empezar con una alabanza antes de iniciar la conversación.

- Usted: ¿Tienes un minuto?

- Stephen: Seguro.

- Usted: Quería hablar sobre la reunión de ayer. Por cierto, me gustó tu idea de dividir el equipo. Avísame si necesitas ayuda para desarrollar esa idea.

- Stephen: Oh, gracias.

2. Expresar nuestras preocupaciones sin culpar a nadie: podemos decir lo que sentimos, la manera en que hemos interpretado los hechos y la manera en que estos nos han afectado sin sugerir que el colega nos perjudicó intencionalmente.

- Usted: Hubo un par de oportunidades en las que me pareció que te atribuiste el crédito por mi trabajo. Por ejemplo, el caso de la firma de ayer fue tomado casi palabra por palabra del memo que envié. Cuando fue mi turno hablar en la reunión, ya no tenía nada que decir.

- Stephen: Lo siento. Mi intención nunca fue sugerir que eso se me había ocurrido a mí. ¿Recuerdas cuando conversamos sobre los protocolos? Pensé que ambos podíamos atribuirnos el crédito por eso.

3. Responder a la explicación de nuestro colega con una reflexión: esta es una buena oportunidad para determinar qué fue lo que nos molestó y ofrecer sugerencias de cómo se puede evitar en el futuro.

- Usted: Es cierto que tuvimos una conversación general, pero francamente siempre consideré que el protocolo era mío. Me contentaría compartir el crédito contigo en el futuro, pero me sentí irrespetado cuando te tomaste todo el crédito.

- Stephen: Te entiendo. De nuevo, mi idea no fue interponerme. Y entiendo tu punto. Gracias por alertarme de esta situación. Trataré de evitar que esto vuelva a suceder.




Este es el resumen del artículo "Tres pasos para confrontar a un colega" publicado en en la revista Forbes.

Vea otros artículos publicados en Forbes u otros artículos sobre Desarrollo personal.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc