Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



¿Sobrevivirá la Eurozona a la última tragedia griega?



En referencia a la crisis griega, la opinión del profesor de Gestión de Wharton, Mauro Guillén, es que desde el momento en que uno de los países miembros de la zona del euro establece el control de capitales e impone restricciones al volumen de dinero que las personas pueden sacar del banco, la unión monetaria se acabó, lo que no quiere decir que el euro, como moneda, se haya acabado. Dentro de pocos años, cree que habrá una reformulación de toda la unión monetaria, de todo el sistema del euro en Europa. A su juicio, la realización de un referéndum en Grecia es una táctica por parte del Gobierno para intentar mantener la presión sobre la troika (FMI, Unión Europea y BCE) para que acepten la reestructuración de la deuda. Hay mucha incertidumbre. Que el primer ministro griego dejara las negociaciones, fue una manera de presionar al resto de Europa, pero con esa actitud él dejó bien claro que no se podrá confiar en Grecia en los próximos 20 años.

El mejor desenlace para el pueblo griego, según Guillén, sería la reestructuración de la deuda, pero otros países como Portugal, España, Italia y todos los demás también querrían hacerlo, porque se habría creado un precedente. Considera que solo dos posibilidades tienen sentido, tanto a corto como a largo plazo. 1) mantener a Grecia en el euro (las economías con superávit deberían comprometerse a gastar más, lo que ayudaría a los países mediterráneos a resolver sus problemas). 2) que Grecia salga de la zona euro (Significaría, básicamente, que el país entraría en una situación de gran confusión y mucha gente perdería grandes cantidades de dinero, con repercusiones en toda Europa e incluso en la economía global. Sin embargo, si se propusiera un calendario claro sobre cómo tienen que ocurrir las cosas, los mercados acabarían ajustándose y en dos o tres años Grecia estaría creciendo muy deprisa, ya que con la moneda propia depreciada, la economía volvería a ser bastante competitiva).

Lo que no cree posible es que tanto Alemania como Grecia consigan lo que desean. Son incompatibles en ese punto. Al Gobierno alemán le gustaría que hubiera austeridad, disciplina, cambios en la gestión de las políticas. Los griegos quieren disfrutar de los beneficios del euro, pero sin hacer los deberes en casa. Por eso el experto propone las otras dos soluciones. La primera es más atractiva que la segunda, que desestabilizaría al Gobierno. El primer ministro ha dicho que votaría por el no en este momento. Si la población griega dice sí al referéndum, y el Gobierno dice no al proyecto presentado por la Unión Europea, el Gobierno habría perdido el referéndum y perdería legitimidad. Además, todos los partidos de la oposición están unidos contra lo que el Gobierno está haciendo en este momento. Solo puede describir la situación como caótica. El mejor desenlace sería que los alemanes cambiaran de actitud respecto a las políticas de austeridad y que los griegos se adhirieran al acuerdo.

Considera que hay un 50% de posibilidades de que Grecia aún esté en la zona euro de aquí a un mes. Sin embargo, hay una probabilidad significativa de por lo menos un 20% a un 30% de que deje el euro. El problema de salir es que eso nunca ha sucedido. No hay experiencia en este tipo de cosas, porque la misma unión monetaria es un experimento. La ingeniería de salida de un país miembro sería, una vez más, un experimento inédito. Añade Guillén que lo que estamos viendo en Europa hoy transmite la impresión al resto del mundo de que el declive europeo es irreversible. En los últimos años ya dio muestras de que algo iba muy mal. No fue capaz de lidiar con la crisis de Ucrania, ni con el asunto de los inmigrantes africanos en el Mediterráneo. Ahora, estamos en medio del 10º o 12º episodio de la crisis de la deuda en el sur del continente. Se había llegado a un acuerdo, pero nadie lo cumplió. Por eso Europa, hoy en día, no inspira confianza. Y problemas como el desempleo y todo lo demás sólo empeorarán si los inversores no quieren apostar por el futuro de la región.




Este es el resumen del artículo "¿Sobrevivirá la Eurozona a la última tragedia griega?" publicado en en la revista Knowledge @ Wharton.

Vea otros artículos publicados en Knowledge @ Wharton u otros artículos sobre Negocios en Europa.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc