Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



¿Qué obtenemos nosotros? Cómo responder esa pregunta



Revista: Forbes
Tema: Recursos Humanos
Fecha:
La mayoría de nosotros crecimos con el modelo mental de que los empleadores son poderosos y las personas que buscan empleo son carne para perro. Normalmente, nadie cuestiona esto. Así es como todo el proceso de reclutamiento ha reforzado la siguiente idea (inútil y pasada de moda): "¡Demuéstrame que eres el que yo debería contratar!". Hay muchas preguntas típicas de las entrevistas de trabajo que surgen de esta manera de pensar. La más importante es: "¿Qué traes tú la mesa?".

¿Qué puede responder alguien que busca empleo a esta pregunta insultante? Muchas cosas, pero deberíamos empezar por lo siguiente: "¿Qué puede hacer su empresa por mi carrera?". Todo el mundo está vendiendo algo en la entrevista de trabajo; no solo el que busca empleo. Ambas partes se están investigando mutuamente. Es como una cita personal. No hay un mendigo designado y un escogedor designado. Si su empresa aún hace entrevistas siguiendo la idea de que el candidato se debe "vender", lo más seguro es que esté espantando a los mejores candidatos.

Los mejores candidatos no suplican. Si usted va a una entrevista de trabajo y oye la pregunta "¿Qué trae usted a la fiesta?", está bien que conteste: "La mesa". Sin embargo, si logra reprimir las náuseas lo suficiente para responder a la pregunta de una manera diferente, es posible que descubra que el director de recursos humanos no es un idiota pomposo después de todo, sino alguien que no ha cuestionado el guión tradicional de las entrevistas de trabajo.

Usted es un consultor. Usted no tiene que suplicar ni leer una lista completa de sus mejores cualidades. Los adultos no les piden otros adultos que hagan estas cosas. ¡No permita que un entrevistador lo haga rogar por un trabajo! Si la empresa no estuviera necesitada, no perdería el tiempo en hacernos la entrevista. A veces, los gerentes y reclutadores hacen creer que tienen todas las cartas en la mano. ¡Eso es una tontería! Debemos centrarnos de nuevo en la necesidad de la empresa. Recordemos que no todos los directores de recursos humanos merecen nuestro talento. Solo nos merecen las personas que nos contratan.




Este es el resumen del artículo "¿Qué obtenemos nosotros? Cómo responder esa pregunta" publicado en en la revista Forbes.

Vea otros artículos publicados en Forbes u otros artículos sobre Recursos Humanos.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc