Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



¿Conseguirá China rebajar el clima de pánico en torno a su economía?



China respondió rápido al derrumbamiento del mercado bursátil del día 24 de agosto, apodado “lunes negro”. Las tasas de interés se redujeron hasta un 4,6% y las exigencias de reservas de los bancos a un 18%, a lo que siguieron los intentos de su banco central, el Banco Popular de China (PBOC), de dar un papel más significativo a las fuerzas del mercado en la fijación del valor del yuan, provocando una devaluación de cerca de un 2%, que impulsaría las exportaciones. China tiene las mayores reservas en divisas extranjeras del mundo (US$ 3,65 mil millones en julio de 2015), pero los expertos se preguntan cuánto de esas reservas podría usar y cuánto tiempo duraría esa situación. El escenario puede ser negro. Los bancos están siendo severamente castigados. Los inversores continúan preocupados por la capacidad del Gobierno chino de controlar esa caída, pues parece, de pronto, desorientado, sin saber qué política adoptar en respuesta a la situación y mandando señales confusas, que minan la confianza. También el proceso de planificación de la política económica es difícil de determinar.

El modelo de crecimiento de China en las últimas décadas repuntó como alternativa a las democracias capitalistas de Occidente y al Estado totalmente centralizado, pero tras esta crisis surgen dudas sobre si esa “tercera vía será posible. Un 7% de crecimiento del PIB previsto después de los ajustes a la baja apunta a lo que se espera del Partido Comunista y de China, pues esa tasa no es suficiente para calmar al público y seguir sacando gente de la pobreza. China tiene que reformar su economía y cambiar el sistema: de exportaciones a consumo interno. La respuesta a la inflación es otro desafío, junto con la sobreexposición de los bancos locales a los préstamos de amortización dudosa. Los chinos saben exactamente qué riesgos correrían con la ruina del sistema bancario. En ese contexto, el banco central debe estar corriendo un riesgo calculado, recurriendo a herramientas como la reducción de las exigencias de reservas.

Un experto sugiere un programa de cinco puntos: 1) crear un “Gobierno de unidad”, o una coalición entre los diferentes intereses políticos, 2) interrumpir la campaña anticorrupción, que ha paralizado al Gobierno en todos los niveles, 3) políticas y estrategias de largo plazo en áreas como la salud pública, la atención sanitaria, la seguridad social, la reforma educativa y la vivienda, 4) una “reforma seria de la tierra” con impuestos sobre la propiedad y 5) un programa de independencia energético. En la medida en que China busca controlar los daños con sus reservas en divisas extranjeras, son muchos los desafíos, pues las reservas ya están cayendo debido a inversiones externas y a la fuga de capitales. Si el PBOC vende muchas letras del Tesoro americano, las tasas de interés de EUA subirán, no importa lo que haga la Fed. Esas medidas de impulso a las exportaciones no garantizan una solución sostenible de estímulo al crecimiento. No se puede ser la mayor economía del mundo y al mismo tiempo crecer rápidamente con exportaciones.

Los expertos coinciden en mostrarse preocupados por la flexibilización de las exigencias de reservas de los bancos para estimular la liquidez y el crecimiento, y cuestionan que China use, todas al mismo tiempo, “herramientas amplias y fuertes” como recortes de tasas de interés, flexibilización de las exigencias de reservas y devaluación, sin tener una prioridad obvia. A esto se suma la opacidad en torno a esas acciones. Muchos no previeron que Xi Jinping pudiera ser tan fuerte y arrebatar buena parte del poder de decisión a la burocracia y los expertos, para transferirlo a pequeños grupos mucho más opacos y potencialmente más políticos. Toda esa incertidumbre sobre el crecimiento chino llevó a muchos expertos a alertar a la Fed para que no subiera las tasas de interés en septiembre, ya que no hay amenaza de inflación y hacerlo sería un error serio para la economía mundial, especialmente para los mercados emergentes. Pero la tarea de la Fed es velar por las circunstancias de EUA, y no del mundo.




Este es el resumen del artículo "¿Conseguirá China rebajar el clima de pánico en torno a su economía?" publicado en en la revista Knowledge @ Wharton.

Vea otros artículos publicados en Knowledge @ Wharton u otros artículos sobre Negocios con China.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc