Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



Las 6 peores excusas ante el fracaso



Revista: Inc
Tema: Desarrollo personal
Fecha:
Algunas excusas son bastante malas. Aunque unas pocas son simplemente demasiado. La razón más importante es que nos hacen sentir mejor con nosotros mismos. Y, por supuesto, con nuestros propios fracasos. O supuestos fracasos. He aquí las seis peores excusas que usa la gente –lo siento, quise decir que he escuchado– cuando las cosas no van exactamente de la manera en que las planearon.

1. El Mundo Entero se Puso en Contra Mía: Sí, el Consejo Mundial se reunió y consideró: "¿Contra quién estaremos hoy?" Y usted fue elegido por aclamación. Es muy posible que además varias personas se reúnan para conspirar en contra de usted. A veces, sin embargo, lo hacen porque lo ven como una amenaza, como un desafío a su propia supremacía. Piense en ello como un halago.

2. Ellos Simplemente No Entendieron lo que Estaba Tratando de Hacer: ¿En qué momento se dio cuenta que no entendieron? ¿Mientras trataba de hacer negocios con estas personas? ¿O solo después de que todo salió mal? Si tiene la sensación de que las personas con las cuales está intentando hacer negocios son miopes, descerebradas o simplemente algo lentas para absorber su incendiaria brillantez, el momento de hacer algo al respecto es cuando todavía tenga la oportunidad de crear claridad, no cuando esté tendido en un bar contándole sus penas a un pobre y aburrido barman.

3. Estaba Arreglado: El hecho de que algo haya estado arreglado no es una excusa. Se trata de una razón para simplemente pensar acerca de con quién desea hacer negocios. Existen algunas personas deshonestas allá afuera. En su lugar, intente encontrar esta mayor alegría –la que no es más que hacer negocios con alguien que mantenga su palabra, comprenda su valor y pague a tiempo. Y sí, esta clase de personas existe.

4. No Fui a Harvard o Yale: Se puede ver cómo esta es una fuerte tentación. La exuberante arrogancia ofrecida por una gran cantidad de personas que van a universidades ridículamente costosas puede llegar a ser insoportable. Su bloqueo de personas a lo largo de los pasillos del poder puede parecer tanto asfixiante como irrazonable. Pero en serio, simplemente porque esas personas parecen tener éxito a veces, ésta se convierte en una excusa dolorosamente inadecuada.

5. Mi Mamá Nunca me Amó: Si culpa su supuesto fracaso por la falta de amor paterno, es solo porque no ha lidiado con su falta de amor paterno. O su falta de darse cuenta de que había mucho y simplemente usted es un llorón intolerable.

6. Sentimientos de Arrepentimiento: Nunca se ha entendido por qué va en ese orden. ¿No debería el "Habría Podido Hacer las Cosas Diferentes" venir primero, luego el "Habría Hecho las Cosas Diferentes" y por último el "Debí Haber Hecho las Cosas Diferentes"? Es, como pueden ver, el "Debí Haber Hecho las Cosas Diferentes" el que más duele y viene de último. Nuestra percepción del fracaso nos permite golpearnos a nosotros mismos. Está bien analizar lo que usted deseó haber hecho de manera diferente. Por tal vez una hora. Luego prosiga con algo mejor. La negociación que usted cree desear es rara vez la que realmente le hará sentirse de maravilla.




Este es el resumen del artículo "Las 6 peores excusas ante el fracaso" publicado en en la revista Inc.

Vea otros artículos publicados en Inc u otros artículos sobre Desarrollo personal.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc