Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



¿Están nuestros mejores empleados a punto de irse?



Revista: Inc
Tema: Recursos Humanos
Fecha:
Su empresa no existiría sin sus mejores empleados. Desafortunadamente, muchas veces nos quedamos sorprendidos cuando uno de ellos avisa que se marcha; no debería ser así, es importante identificar las señales de alarma.

Existen innumerables razones por las cuales los empleados renuncian, y no todas pueden ser contrarrestadas. Pero las cinco principales razones se pueden prevenir si el empleador toma nota y hace algo al respecto:

1. Un sistema de recompensa inadecuado: recompensar a los empleados crea lealtad. No tienes que ser recompensas financieras, aunque ayudan. El reconocimiento corporativo funciona muy bien a todo nivel, especialmente si se enfocan desde adentro y desde afuera. Vacaciones pagadas, asignación de buenos proyectos, ascensos y donar a obras de caridad en su nombre, son incentivos fabulosos. Recuerde que las recompensas son inútiles a menos que haya buena comunicación. Identifique lo que sus empleados realmente quieren y priorice esas recompensas.

2. Sus jefes: muchas veces los empleados están contentos con la empresa, pero no con sus jefes. Generalmente hay cierta tensión entre gerente y empleado, pero en ocasiones no encajan. Con frecuencia, cambiar al jefe o enseñarles a comunicarse mejor, puede evitar que se marchen. No cualquiera puede ser gerente, de hecho, es un trabajo complicado. Asegúrese que sus gerentes tengan material para serlo.

3. Asuntos de contratación y ascenso: si un empleado observa en repetidas oportunidades como sus colegas son recompensados por adular, se crea resentimiento. Los empleados que se comportan como las mascotas de sus jefes son un insulto directo para aquellos que realmente trabajan. Asegúrese de tener mecanismos justos para recompensar y promover a sus empleados.

4. Demasiado trabajo: si sigue exigiendo a los empleados que trabajen más, mejor y más rápido, logrará que se quemen rápidamente. Existe un límite en lo que la gente puede hacer. Se tiende a apreciar cuando la gente hace múltiples tareas a la vez, aun cuando diversas investigaciones demuestran que pocos pueden lograrlo.

5. Rondas de despidos: cuando se despide a una cantidad de empleados y se hacen reducciones de personal para “verse bien” de cara a obtener financiamiento o ser adquirido, es importante ser transparente con los empleados que se quedan. De lo contrario, la gente comenzará a marcharse en manadas, hablando mal de la empresa en el camino.

Recuerde que es más económico y fácil mantener a sus buenos empleados, que tener que salir a buscar gente nueva y entrenarla. Así que identifique a sus mejores empleados, trátelos correctamente y manténgalos felices. Un empleado feliz es un empleado productivo.




Este es el resumen del artículo "¿Están nuestros mejores empleados a punto de irse?" publicado en en la revista Inc.

Vea otros artículos publicados en Inc u otros artículos sobre Recursos Humanos.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc