Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



¿Por qué Anheuser-Busch InBev necesita que SABMiller siga creciendo?



La adquisición por parte de Anheuser-Busch InBev, la cervecera más grande del mundo, de su rival más próximo, SABMiller, tiene sentido porque Anheuser-Busch necesita una gran adquisición para mantener el crecimiento de los ingresos y la expansión en los mercados emergentes, dijo Arash Massoudi, corresponsal de fusiones y adquisiciones (M&A) y finanzas corporativas en Financial Times de Londres.

Según los términos de la transacción, Leuven, empresa del grupo Anheuser-Busch InBev en Bélgica, va a comprar SABMiller, con sede en Londres, por alrededor de US$ 106 mil millones. Una medida destinada a facilitar la aprobación de la oferta por los reguladores, SABMiller venderá su participación del 59% en EUA en MillerCoors a su socio en la operación conjunta, Molson Coors Brewing, por US$ 12 mil millones. Anheuser-Busch InBev dijo que espera un ahorro anual antes de impuestos de US$ 1.4 mil millones en los cuatro años después de la finalización de la fusión.

Las adquisiciones han sido el principal motor de crecimiento de Anheuser-Busch InBev. En 2004, Interbrew de Bélgica y AmBev de Brasil se fusionaban para convertirse en el principal productor de cerveza del mundo. Durante los siguientes dos años, otras compras ayudaron a Anheuser-Busch a convertirse en el tercer mayor fabricante de cerveza en China y expandir su presencia en América Latina. InBev y Anheuser-Busch se fusionaron en 2008, en un acuerdo de US$ 52 mil millones para crear la empresa actual.

La adquisición de SABMiller es también importante para Anheuser-Busch InBev en momentos en que la empresa se enfrenta a la creciente competencia de las microcervecerías dedicadas a la producción de cerveza artesanal, dijo Massoudi. “Son dueños de cientos de marcas en todo el mundo, pero carecen de algunas de las cervezas artesanales más atractivas y cuya popularidad ha ido creciendo en EUA, Reino Unido y Europa”, añadió. “Las Bud Lights del mundo han perdido su atractivo entre los consumidores cuyo paladar es cada vez más sutil”. Los esfuerzos de Anheuser-Busch InBev para introducir marcas artesanales propias como Bud Lime, generaron ganancias limitadas.

Teniendo en cuenta todo eso, “parte de la acción aquí es conseguir una presencia más profunda en los mercados emergentes donde las marcas de Anheuser-Busch InBev todavía puedan tener un toque de clase y en el que puedan crecer”, dijo Massoudi. “En los mercados desarrollados, el crecimiento comienza a disminuir”.

En el año fiscal 2014, los ingresos de Anheuser-Busch InBev eran US$ 47 mil millones y US$ 22 mil millones en SABMiller. Las marcas principales de Anheuser-Busch InBev incluyen Budweiser y Corona, mientras que las marcas de SABMiller más importantes son Miller y Fosters.




Este es el resumen del artículo "¿Por qué Anheuser-Busch InBev necesita que SABMiller siga creciendo?" publicado en en la revista Knowledge @ Wharton.

Vea otros artículos publicados en Knowledge @ Wharton u otros artículos sobre Industria de alimentos y bebidas.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc