Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



¿Una corta luna de miel para Mauricio Macri, presidente electo de Argentina?



El terremoto político que auguraba el resultado de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Argentina se confirmó el 22 de noviembre, cuando Mauricio Macri, el candidato de centroderecha, consiguió la victoria en la segunda ronda o balotaje por un estrecho margen, obteniendo el 51,4% de los votos frente al 48,6% del peronista Daniel Scioli. Se acaba así con más de una década de gobiernos populistas dominados por los Kirchner. La distancia social que separa a Macri del electorado más popular parece superada, en parte, con su victoria en las urnas, pero su perfil tecnócrata genera recelos entre sus oponentes. Sin embargo, expertos opinan que su pasado como empresario transmite confianza por su capacidad de gestionar con éxito los recursos escasos del país, y podría ayudar a mejorar el funcionamiento de los mercados. Él sabe que esa connivencia que tenían las empresas argentinas con el Gobierno, por la que le entregaban dinero y éste las protegía a través de un sistema arancelario frente a la competencia exterior, no es bueno para la economía del país. Tiene que restablecer la competencia y quitar el programa de precios controlados, dar mayor seguridad jurídica a las empresas y crear un ambiente más amigable para ellas.

Entre las principales prioridades del presidente electo está conocer cuál es el estado real de las cuentas públicas y del Banco Central. Tiene que ver cuáles son los verdaderos datos de inflación y otros indicadores económicos proporcionados por el Indec (Instituto Nacional de Estadística), qué cuentas están sin pagar, etc., ya que según los analistas privados esta información ha estado falseada durante años. Hay algunas certezas respecto al estado de la situación: Macri va a recibir una Hacienda Pública sin apenas reservas de dólares, con litigios internacionales por la deuda todavía pendiente de pagar desde el año 2002 y una balanza de pagos por cuenta corriente (es decir, exportaciones menos importaciones) que es deficitaria, 0,93% de PIB, porque la crisis de las materias primas ha castigado los ingresos por exportaciones de commodities.

El presidente electo ha prometido que a partir del 11 de diciembre, el primer día de su mandato, suprimiría el control de cambios, el llamado cepo, y el dólar flotaría libremente, lo que implica que al país le espera una fuerte devaluación de su moneda, la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores y el inicio de tiempos no tan alegres para Macri. De la forma en que se negocie con los principales agentes económicos dependerán las mayores o menores repercusiones de la devaluación sobre el conjunto de la economía. El presidente electo necesitará conseguir financiación internacional para hacer frente a la devaluación. Advirtió en sus primeras declaraciones que el objetivo de las políticas económicas del nuevo Gobierno es que el mundo sepa que los argentinos son previsibles, en cualquier circunstancia, intentando acabar con la arbitrariedad mostrada por el Gobierno anterior.

Sin embargo, según expertos la luna de miel de Macri con el electorado podría ser muy corta. Los primeros años serán duros, porque equilibrar los presupuestos, el déficit, la inflación, etc. va a tener un coste muy alto en términos de desempleo y demás. La devaluación del peso favorecerá la exportación y encarecerá las importaciones, pero habrá menos productos dentro del país y mayor descontento entre la gente que ya está muy insatisfecha con la situación económica. La política exterior es uno de los frentes que ya están abiertos. Macri ha señalado su intención de solicitar la aplicación de la cláusula democrática a Venezuela en la próxima cumbre del bloque comercial Mercosur, lo que podría significar la expulsión del país del mismo si el gobierno de Nicolás Maduro continúa con la persecución a los opositores. A partir de ahora, Argentina se alineará más con los países que forman la Alianza del Pacífico y mejorará las relaciones con EUA, algo deterioradas por los litigios con los acreedores que no aceptaron la reestructuración del pago de la deuda.




Este es el resumen del artículo "¿Una corta luna de miel para Mauricio Macri, presidente electo de Argentina?" publicado en en la revista Knowledge @ Wharton.

Vea otros artículos publicados en Knowledge @ Wharton u otros artículos sobre Negocios en Argentina.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc