Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



Cómo los activistas en línea están recaudando millones para mantener las corporaciones a raya



Revista: Mashable
Tema: Gerencia Social
Fecha:
Con un millón de dólares en efectivo, la red de activistas online SumOfUs.org reportó recientemente un verano de cruzadas exitoso. En tres meses, ayudaron a persuadir a Delta y otras aerolíneas de detener los trofeos de caza en los envíos, hacer presión oficial sobre Nestlé por el agua que se llevan de los terrenos públicos, y ayudar a que el Standard Chartered Bank cancele su financiamiento de la mina de carbón australiana de Adani. Para recaudar el dinero recurrieron al poder de las masas, uniendo toda la calderilla que sus millones de miembros donó a través de formularios simples de finales de campaña. Y esta no es la única forma. Ya se llamen "fondos obtenidos de las masas en base a una causa" o "microrecaudación de fondos”, los mayores grupos de apoyo en red actuales han hecho de esta estrategia un medio poderoso para sostener su trabajo. Dada la magnitud del dinero recaudado directamente de donantes jóvenes e idealistas, este nuevo modelo cambia el juego por igual, tanto para el apoyo corporativo, como para la recaudación sin ánimo de lucro.

Avaaz.org, cuyo objetivo es "llevar las políticas fortalecidas por la participación del pueblo a políticas de toma de decisiones dondequiera", comenzó apadrinando peticiones basadas en causas en 2007. Con cada petición que prendiera, su base de miembros crecía, de alrededor de dos millones en 2010, a más de 40 millones hoy, cuando es una red de apoyo líder para el cambio de políticas en las causas humanitarias. SumOfUs tenía también su base en las peticiones, pero apareció en escena en 2011 con una agenda aún más radical: enfocarse exclusivamente en campañas que paren las despreciables prácticas de negocios. A pesar de las críticas sobre el pequeño alcance del activismo online, estas redes usaron el impulso de sus campañas para encaminar protestas y sucesos en tiempo real alrededor de sus causas más populares y se convirtieron en puntales del financiamiento colectivo. Según expertos, ambas son ejemplos perfectos de grupos "de red sin fines de lucro", que han triunfado dominando el arte de dar mensajes a audiencias más jóvenes y guiándolos a donar a través de los medios sociales.

Al actuar colectivamente, los donantes del milenio han probado ser una fuente estable y constante de ganancias para ambas organizaciones. Para recaudar fondos directamente de los donantes motivados, ellas también se han comprado una libertad considerable, evitando "la trampa de grandes donadores y grandes donaciones": los hilos sutiles adjuntos a grandes donaciones y lo que los grupos pueden y no pueden hacer con el dinero. Eso significa que ningún blanco corporativo está fuera de sus límites si está teniendo un mal comportamiento. Las pequeñas donaciones de sus seguidores han ayudado también a estos grupos a evitar los límites del financiamiento. Pero mientras que este modelo de recaudación se ha convertido sin dudas en una tentación para las organizaciones sin fines de lucro viéndolo desde afuera, algunos nombres respetados en ese campo han expresado palabras de advertencia, como tener precaución cuando se trata de nuevas campañas online, pues aunque estos fondos pueden ser rápidos y flexibles, algunas veces pueden ser inconstantes.

La correcta ecología para la mayoría de las organizaciones sería una mezcla de corrientes de financiamiento nuevas y viejas, ni deslumbrarse por las nuevas, ni ser demasiado crítico con las antiguas. Por otro lado, SumOfUs y Avaaz admiten que hay tensiones cuando se recauda dinero de millones de miembros, pues estos tienen el mando y las presionan a traerles ideas grandiosas para el financiamiento. Si no lo hacen, la comunidad se los hace saber y no podrán manejar la campaña o la recaudación de fondos. Sin embargo, esos retos significan un ejercicio saludable para atenerse a la misión. A medida que los Millenials se hacen más viejos y se convierten en una base de donantes cada vez más importante para todas las organizaciones sin fines de lucro, podemos esperar ver más esfuerzos de financiamiento colectivo basados en causas en un futuro cercano. Y esto significa que estas organizaciones pueden ser libres de hacer un trabajo aún más súper sensitivo y que comprometa menos, así como les gusta a sus nuevos “jefes”.




Este es el resumen del artículo "Cómo los activistas en línea están recaudando millones para mantener las corporaciones a raya" publicado en en la revista Mashable.

Vea otros artículos publicados en Mashable u otros artículos sobre Gerencia Social.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc