Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



Ansiosos por la desigualdad



Revista: Foreign Policy
Tema: Economía
Fecha: May/Jun 2006
Autor(es): Moisés Naím
¿Qué es más importante: reducir la desigualdad o aliviar la pobreza? Por supuesto, es muy tentador responder que ambas cosas son importantes. O, que la pregunta está mal planteada porque reducir la pobreza significará reducir automáticamente la desigualdad; o que las políticas que reducen la desigualdad, reducirán inevitablemente la pobreza. Estas respuestas son tentadoras, pero también son incorrectas. Aunque, gracias al auge económico por el que están atravesando, China y la India han sacado a millones de la pobreza, la desigualdad en estos países ha aumentado con creces.

Durante la mayoría de los últimos cincuenta años, la pobreza global fue el problema principal para políticos, académicos y los medios de comunicación. Hoy en día, es la desigualdad. La brecha entre ricos y pobres está constantemente bajo los reflectores. Y por una buena razón: los ricos están dejando cada vez más atrás a los pobres. El mundo ha sufrido desde siempre de una desigualdad aguda. Aunque la desigualdad global no ha cambiado significativamente, nuestro interés en el tema sí ha aumentado.

Hay varias razones para esta nueva ansiedad por la desigualdad. La más obvia es que todos estamos mejor informados acerca de las diferencias que nos dividen. Por otra parte, la ola democrática que ha recorrido al mundo desde los años ochenta ha puesto la desigualdad sobre el tapete. Más democracia significa medios más libres, dispuestos a documentar la desigualdad económica y exponer los casos de corrupción pública.

El mundo tiene un largo historial de esfuerzos por acabar con la desigualdad. Ninguno ha funcionado. Pero, entonces, ¿qué hacer? Los mejores instrumentos para lograr un descenso continuo de la desigualdad son aquellos utilizados para acabar con la pobreza: educación, salud, agua potable, justicia, empleo, hogar y crédito.




Este es el resumen del artículo "Ansiosos por la desigualdad" publicado en May/Jun 2006 en la revista Foreign Policy.

Vea otros artículos publicados en Foreign Policy u otros artículos sobre Economía.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2018 por Meltom Technologies Inc