Google
Por Tema

Por Revista

Marzo 2016
Febrero 2016
Enero 2016
Diciembre 2015 libre
Noviembre 2015 libre
Octubre 2015 libre
Septiembre 2015 libre
Agosto 2015, Q2 libre
Julio Agosto 2015 Q1 libre
Julio 2015, Q1 libre
Junio 2015, Q2 libre
Mayo Junio 2015 libre
Mayo 2015, Q1 libre
Abril 2015, Q2 libre
Abril 2015, Q1 libre

Pruébenos gratis
Suscríbase
¿Cómo funciona?
Preguntas frecuentes
Sobre nosotros
Atención al Cliente



Zumbando hacia Brasil



Revista: The Economist
Tema: Industria automotriz
Fecha: Agosto 20, 2011
Pasee un rato por cualquier ciudad de México y notará que hay un constante rumor como si se tratara de un enjambre de abejas furiosas. El constante zumbido es el sonido de la motocicleta Italika; una moto de colores vivos y precio modesto, que, desde su lanzamiento hace seis años, se ha hecho con dos tercios del mercado de motos de México. Ya se han vendido más de un millón.

¿Cómo es posible que una motoneta tan humilde acelere tan rápido? La Italika es parte del imperio de Ricardo Salinas, el cuarto hombre más rico de México, entre cuyos intereses están las ventas al por menor, las finanzas y la televisión. De hecho, los lazos con estos otros negocios son los que le han dado este superempujón a la Italika, que ha contado con algunas ventajas de distribución, financiamiento y publicidad de las que carecen las otras motocicletas. Las ventas se hacen básicamente a través de Elektra, la cadena de artículos electrónicos de Salinas, que cuenta con 1.100 tiendas en todo México. El financiamiento viene por cuenta de Banco Azteca, una compañía de Salinas, que se especializa en préstamos a personas de bajos ingresos. Y las motos reciben incluso un pequeño descuento publicitario en TV Azteca, el segundo canal mexicano, también propiedad de Salinas.

La Italika es ensamblada con partes chinas en una fábrica cercana a Ciudad de México. Esto le permite evitar ciertos aranceles sobre las motocicletas chinas. Es de menor categoría que la Bajaj (una marca económica de la India), reconoce William Zuñiga, presidente del Moto Club de México. Pero conseguir, financiar y hacerle servicio a una Bajaj es mucho más difícil. La Italika más barata cuesta sólo US$ 675 y los pagos mensuales se pueden distribuir a lo largo de dos años. Este precio le ha permitido "ser libre" a la clase media emergente mexicana, que ya no tiene que esperar por el autobús o por un amigo, señala Alberto Tanús, presidente ejecutivo de Italika.

Y este sueño será exportado. La marka Italika ya existe en Argentina, Perú y otros países centroamericanos. Este año tratará de entrar a Brasil. Pero ganarse este país (con el doble de la población de México, otro idioma y una estructura impositiva y legal compleja) le tomará al menos dos años. Pero el gran reto será la distribución. Italika cuenta en Brasil con sólo 50 tiendas. Sin embargo, en México la Italika se ha empezado a vender en Walmart, que tiene planes muy ambiciosos en Brasil. Así que el zumbido continuará.




Este es el resumen del artículo "Zumbando hacia Brasil" publicado en Agosto 20, 2011 en la revista The Economist.

Vea otros artículos publicados en The Economist u otros artículos sobre Industria automotriz.

deRevistas.com traduce y resume los mejores artículos publicados por las revistas más prestigiosas de Negocios y Gerencia. Cada quincena, le enviamos a nuestros suscriptores un nuevo ejemplar con unos 30 resúmenes.



 

Copyright 2003-2017 por Meltom Technologies Inc